Saltar al contenido
Naturalezatop

CHÍA

Sus beneficios, propiedades y usos.

chía

 

LA CHÍA

 

La chía, de nombre científico Salvia hispanica L, también conocida como chan, es una planta herbácea perteneciente a la familia de las lamiáceas. La planta puede llegar a medir hasta un metro de altura. Sus flores brotan en ramilletes terminales, son de color morado y blanco, y además son hermafroditas. Las flores dan un fruto cuya semilla es rica en fécula, mucílago y aceite.

 

Cuando se habla de la chía, principalmente se refieren a su semilla, que es lo que popularmente se consume para obtener diversos beneficios. Estas son fuente de fibra, calcio, antioxidantes, proteínas y ácidos grasos de origen vegetal.

 

La chía es originaria Centroamérica, de países como México, Guatemala, Belice, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador. Debido a su origen, la chía necesita un sustrato drenante y no muy húmedo. Aguanta bien la sequía y otro tanto la acidez. No es recomendable cultivarla en climas fríos ya que no suele resistir las bajas temperaturas.

 


 

 

PROPIEDADES DE LA CHÍA

 

La semilla de la chía contiene en su mayoría carbohidratos, fibra y almidones.

Una de las características más conocidas de la chía es que se transforma. Esto sucede cuando la semilla se encuentra en contacto con un medio acuoso. Al mezclarse, esta queda envuelta en un polisacárido mucilaginoso, es decir, en una especie de gel sólida. Por esta razón se recomienda su consumo en caso de querer perder peso, ya que se cree que esto mismo pasa dentro del estómago cuando se consume. Dentro, este gel se convierte en una barrera que además impide a nuestro organismo transformar los carbohidratos consumidos en azúcares.

 

Esta propiedad hidrofílica de la semilla de la chía, de retener líquido casi hasta doce veces su tamaño, hace que el cuerpo humano absorba y regule de mejor manera los fluidos corporales, propiciando a su vez la absorción de nutrientes.

 

Planta de Chía en plena floración

chía

 

Nutrientes como el calcio, el boro, el hierro o el potasio son contenido en la semilla, así como proteínas, antioxidantes y ácidos grasos tales como el Omega 3. Sin olvidar por supuesto oligoelementos como el magnesio, el zinc o vitaminas varias.

 

Por otro lado, las grandes cantidades de fibra que contiene la semilla de la chía ayuda al cuerpo a defecar mejor. De esta manera ayuda a limpiar el aparato digestivo.

 

Por cada 100 gramos de chía esta nos aporta 486 caloríasLa semilla de la chía contiene el doble de proteínas que cualquier otra semilla, el doble de potasio que los plátanos, además de contener más calcio que la leche (casi cinco veces más). Por otro lado, contiene más antioxidantes que los frutos rojos y más hierro que las espinacas. Sin olvidar su contenido en omega 3 que es mucho mayor al que contiene una porción de salmón.

 

VALORES NUTRICIONALES DE LA CHÍA

 

Valores nutricionales por cada 100 gramos de Chía:

Calorías (Energía)     486 calorías
Grasas     30,74 gr
Proteínas     16,54 gr
Agua     5,80 gr
Carbohidratos     42,12 gr
Fibra alimentaria     34,4 gr
Calcio     631 mg (63%)
Fósforo     860 mg (123%)
Hierro     7,72 mg (62%)
Magnesio     335 mg (91%)
Potasio     407 mg (9%)
Sodio     16 mg (1%)
Zinc     4,58 mg (46%)
Vitamina A (Retinol)     54 microgramos (6%)
Vitamina B1 (Tiamina)     0,620 mg (48%)
Vitamina B2 (Riboflavina)     0,170 mg (11%)
Vitamina B3 (Niacina)     8,830 mg (59%)
Vitamina C     1,6 mg (3%)
Vitamina E     0,50 mg (3%)

 

 


 

 

LOS 7 BENEFICIOS DE LA CHÍA

 

La semilla de la chía ha conseguido formar parte de la dieta de muchas personas, tanto personas del mundo del cine y la televisión, como personas de a pie de calle. Y es que no cabe duda que la chía aporta grandes beneficios a la salud. Algunos de ellos son:

 

1. Ayudan a aumentar la sensación de saciedad

 

Debido a la cantidad de fibra que contienen, las semillas de chía pueden absorber hasta 12 veces su peso en agua. Esto provoca que al consumirlas, estas se expandan en nuestro estómago, de manera que nos ayudan a aumentar la sensación de saciedad. Por otro lado, al expandirse, ayudan al cuerpo a prolongar su hidratación y absorbemos mejor los nutrientes.

 

2. Combate los radicales libres

 

Gracias a su contenido en antioxidantes, las semillas de chía ayudan a combatir las arrugas y el envejecimiento.

 

3. Ayuda al tracto intestinal

 

Las semillas de chía, como hemos mencionado anteriormente, contienen altas cantidades de fibra, por lo que son un buen complemento en caso de querer regular el tránsito intestinal. Además, pueden ayudar a los prebióticos a crecer en la zona del intestino. Por otro lado, su consumo ayuda a disminuir las probabilidades de obtener diverticulitis.

 

chía

 

4. Previene el envejecimiento

 

Al contener antioxidantes, la semilla de la chía ayuda a combatir la actividad de los radicales libres a la vez que protege y evita el rápido envejecimiento. Su contenido en compuestos fenólicos son los encargados de hacerlo.

 

5. Regula el sistema circulatorio

 

La facultad de la chía para disminuir inflamaciones, regular el colesterol y reducir la presión arterial se debe a su contenido en ácido linoleico, un ácido graso que funciona en el cuerpo como potenciador de absorción de vitaminas. Además de ayudar a combatir algunos tipos de alergias. Por otro lado, el omega 3 es también benigno para el sistema circulatorio, ayuda a proteger el corazón y a disminuir la presión arterial.

 

No podemos olvidar que su consumo ayuda a acelerar el metabolismo, por lo que favorece a aquellas personas que practican deporte con regularidad.

 

6. Combate el colesterol

 

Las semillas de chía son una fuente increíble de ácidos grasos Omega 3, esta grasa “buena” nos ayudaran a combatir las grasas “malas” productoras del colesterol. Esta maravillosa semilla es uno de los alimentos con más contenido en Omega 3 que podemos encontrar dentro del mundo vegetal.

 

7. Huesos y dientes sanos

 

Como hemos podido comprobar en nuestra tabla de valores nutricionales, las semillas de chía, poseen unos elevados niveles de fósforo, esto nos puede ayudar a que nuestros huesos y dientes se mantengan en optimas condiciones. El fósforo es conocido por sintetizar proteínas y ayudar a reparar los tejidos y las células de nuestro cuerpo.

 

 


 

 


USOS DE LA CHÍA

 

Una de las razones por las que se consume la semilla de la chía en todo el mundo es gracias a su versatilidad. Se puede consumir con prácticamente cualquier comida, ya sea en cantidades grandes o simplemente como complemento en algunas comidas. Se suele consumir principalmente con frutas, en puddins, en zumos, en aguas de sabores o como topping para ensaladas o macedonias.

 

Se recomienda siempre remojar las semillas en agua para poder digerirlas mejor y que podamos beneficiarnos de todas sus propiedades. Ya que si se consume sin hidratar, el aparato digestivo no asimilará todos sus componentes.

 

Por otro lado, se pueden consumir los brotes de la planta de la chía como complemento de ensaladas. O también se pueden moler para obtener harina y elaborar platos con ella, como pueden ser tartas o galletas. Es recomendable su consumo en caso de padecer celiaquía.

 

No solo se venden las semillas de para consumirlas en las comidas, también se comercializan infinidad de productos principalmente para la salud y cuidado personal. Entre estos productos están: champús para el cuidado del cabello, suplementos de vitaminas, aceites esenciales, incluso serum de chía. El abanico de posibilidades es enorme.

 

chía

 

PARA QUÉ SIRVE LA CHÍA

 

Para resumir, de la chía, específicamente se consume la semilla. Esta forma parte de la dieta de millones de personas en todo el mundo gracias a todos los beneficios que esta nos aporta. También se comercializan productos derivados de la chía como champús, cremas y diferentes elementos para el cuidado personal y la salud.

 

Al consumir la semilla, ayudaremos a nuestro cuerpo a regular el sistema circulatorio, previniendo enfermedades y el envejecimiento prematuro. Además, ayudaremos a nuestro sistema digestivo a procesar mejor los alimentos y a deponer correctamente gracias a su contenido en fibra. Sin olvidar su tan afamada facultad de ayudarnos a bajar de peso.

 


 

COMO TOMAR CHÍA

 

La chía es un alimento sano con multidud de beneficios que podrás incorporar a tus recetas de forma fácil y sencilla. Su sabor es suave con matizes que recuerdan al sabor de las nueces.

Estas semillas no se cuecen se toman en crudo tostadasmolidas o hidratadas en algún liquido como el agua, leches vegetales o animales, zumos etc.

 

 


▷▷▷▷ Sigue una dieta variada y un estilo de vida saludable. La información contenida en esta web tiene un carácter informativo/divulgativo. Consulta siempre con tu ✆ médico o especialista sobre posibles efectos secundarios o cualquier otra duda sobre tú salud o bienestar.


 

RECETAS DE CHÍA

PUDDING DE CHÍA

 

pudding de chía

Dificultad: Fácil

Tiempo de preparación: –

Comensales: 2 personas (2 vasos)


INGREDIENTES

  • 6 cucharadas de postre de semillas de Chía
  • 250 ml de leche de almendras
  • fresas y kiwis al gusto
  • miel al gusto

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que tenemos que hacer es hidratar las semillas, esto nos llevara varias horas.
  2. Hidratar las semillas es muy sencillo. En un recipiente mezcla con una cuchara las semillas de chía con la leche de almendras y la miel, procura que todas las semillas estén en contacto con la leche. Déjalo reposar tapado en la nevera durante 6-8 horas.
  3. Pasado ese tiempo removemos y servimos.
  4. Acompáñalo con las fresas y el kiwi cortado en trozos.

CONSEJOS Y TRUCOS

  • Esta receta es ideal para tomarla en el desayuno, lo dejas hidratar toda la noche y a la mañana siguiente lo tienes listo.
  • En vez de leche de almendras puedes utilizar cualquier otra leche vegetal.
  • Hidratar bien las semillas de chía es fundamental para que se forme la gelatina tan característica de esta semilla.
  • Puedes hacer las variaciones de Puddings que quieras añadiendo los tipos de frutas que más te gusten.

 


 

 

CHÍA CON AVENA

 

Dificultad: Fácil

Tiempo de preparación: –

Comensales: 2 personas (2 vasos)


INGREDIENTES

  • 6 cucharadas de postre de semillas de Chía
  • 250 ml de leche
  • 30 gramos de copos de avena
  • miel al gusto
  • frutos secos al gusto (nueces, pasas…)

ELABORACIÓN

  1. Lo primero que tenemos que hacer es hidratar las semillas, esto nos llevara varias horas.
  2. Hidratar las semillas es un proceso muy sencillo. En un recipiente mezcla con una cuchara las semillas de chía con la leche, la miel y los copos de avena, procura que todas las semillas estén en contacto con la leche. Déjalo reposar tapado en la nevera durante 6-8 horas.
  3. Pasado ese tiempo removemos y servimos.
  4. Acompáñalo con unos frutos secos por encima.

CONSEJOS Y TRUCOS

  • Esta receta es ideal para tomarla en el desayuno o la merienda, lo dejas hidratar toda la noche y a la mañana siguiente lo tienes listo.
  • En vez de leche de vaca puedes utilizar leche vegetal de almendras de avena etc.

 


 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

 


 

REFERENCIAS Y FUENTES:


 

CHÍA
5 (100%) 1 vote
Resumen
Chía
Nombre del Artículo
Chía
Descripción
La Chía, una pequeña semilla con innumerables Propiedades y 7 Beneficios. En este artículo descubrirás para qué sirve esta increíble semilla.
Autor
Nombre del Editor
Blog de Naturalezatop
Logo del Editor
error: Contenido protegido !!
Arriba